El Caballito recupera su esplendor

Pasaron más de 3 años del inicio de su restauración para que la obra de Manuel Tolsá regresara a la ciudadanía. Los trabajos de conservación tuvieron un costo de 7.5 mdp.

La recuperación


Numeralia


Mil 387 días

han pasado desde que la empresa Marina Restauración aplicó ácido nítrico para limpiarla.

3 años, 9 meses y 17 días

pasaron desde entonces hasta el día de su develación.

2 proyectos

se propusieron para restaurarlo. El definitivo fue el del INAH, que comenzó en noviembre de 2016.

80 especialistas

colaboraron en la recuperación de la escultura desde 2013.

7.5 mdp

costó la restauración. Monto aportado por el Gobierno de la Ciudad de México.

7 meses

llevó la restauración, desde que comenzaron en noviembre de 2016.

Afectaciones al monumento




La intervención realizada generó daños irreversibles en la escultura, por lo que el dictamen del INAH urge a iniciar un proyecto de estabilización de la pieza.

Levantamientos arquitectónicos con escáner indican que las partes que sostienen al monumento tienen problemas estructurales, grietas y niveles de corrosión

  • La pieza dedicada a Carlos IV es de bronce y tiene un peso de poco más de nueve toneladas
  • La escultura tiene tres puntos de apoyo, de los cuales dos soportan el mayor peso
  • Puntos de apoyo y carga que reciben
  • Esfuerzo en toneladas en caso de sismo
  • Rescate de la escultura


    Los restauradores que tendrán la misión de recuperar la pieza dedicada a Carlos IV deberán seguir cuatro pasos para devolverle el aspecto que tenía antes de la fallida intervención.



  • Tratamiento de la pieza

  • Neutralización
    Consistirá en lavar la escultura con agua destilada para eliminar los restos de contaminantes que aún pueda conservar
  • Homogeneización
    Se decidirá si se conservan los recubrimientos que no fueron atacados por el ácido nítrico o si se desprenden de manera cuidadosa
  • Patinado
    Este tratamiento se realizará a través de la aplicación de un químico que reaccionará con la superficie, o del uso de un material orgánico
  • Recubrimiento preventivo
    Se colocará una capa que protegerá al metal de los agentes contaminantes, la cual evitará el mantenimiento constante de la escultura
  • Tecnología destacada


    Especialistas en diversas discipinas trabajan para elaborar el diagnostico más acertado de los deterioros sufridos en 2013.
    Estos trabajos incluyen la utilización de equipos de vanguardia, que en México nunca antes se habían utilizado en un análisis de esta naturaleza.

    Escaneo 3D

    Se utilizó para reconstruir digitalmente el monumento. Para ese registro se ocupó un escáner láser por toda la superficie a una distancia controlada de no menos de 3 metros del monumento.

    Fluorescencia
    de Rayos X

    Levantamiento con un equipo portátil de fluorescencia de rayos X (FRX), para identificar la composición de la aleación, los minerales que la conforman y sus deterioros.

    Inspección por Ultrasonido

    Por medio de ondas ultrasónicas se visualizan grietas, fisuras y zonas frágiles en el monumento que no se observan a simple vista.

    Petrografía

    Análisis con microscopía de luz polarizada, microscopía electrónica de barrido y difracción de rayos X. Da información sobre la composición mineralógica, el tamaño de sus gránulos y la distribución de los poros.

    Georradar

    Levantamiento topográfico detallado con tecnología GPS se busca localizar e identificar estructuras que pudieran ubicarse bajo la superficie actual de la Plaza Tolsá para evaluar la estabilidad del monumento.

    Estudio electroquímico

    Estudio pendiente

    Estudio que se usa para evaluar el comportamiento del metal y sus reacciones por el contacto con la atmósfera de la Ciudad.


    Repetir análisis

    Estudio pendiente

    Repetir análisis en toda la superficie de la escultura para comparar los cambios que ha tenido por el contacto con la atmosfera y el paso del tiempo.

    Análisis de humedad

    Estudio pendiente

    Se necesita determinar con exactitud la cantidad de humedad que hay en la superficie y en el interior del pedestal.